Ventajas de los créditos personales

image

A la hora de tomar una decisión tan importante como la de adquirir un crédito personal, debemos contemplar siempre las características que nos ofrece el producto financiero. La información es clave, ya que una buena o mala decisión a la hora de adquirir un crédito personal puede condicionar nuestra vida económica posterior. A continuación enumeraremos las principales ventajas que pueden derivar de adquirir un crédito personal, así como alguno de los inconvenientes de estos productos, e intentaremos ver en qué ocasiones nos conviene emplearlos.

Beneficios del crédito

La primera y principal ventaja que posee el crédito personal sobre su alternativa más utilizada, el préstamo personal, es que pone a nuestra disposición un capital que no ha de utilizarse en su totalidad. Es decir, a la hora de contratar una línea de crédito, la entidad bancaria pone a nuestra disposición una suma teórica, pero, si no la necesitamos, no tendremos que devolverla ni pagar intereses por ella. Es cierto que normalmente hay que pagar una cantidad mínima, pero suele ser muy pequeña. Otra ventaja de los créditos personales es su rapidez y la velocidad con la que se pueden adquirir. Actualmente pueden conseguirse a través de internet y presentando tan sólo una documentación mínima, lo que nos ayuda a hacer frente a necesidades urgentes de financiación con gran prontitud. Los créditos personales son muy utilizados, además de por particulares, por las pymes. El motivo es que, en ocasiones, debido al impago de un proveedor o a que necesitamos realizar un pago imprevisto, nos vemos en la necesidad de abonar una suma de la que no disponemos en líquido. En esta situación, tener una línea de crédito nos puede ayudar a mantener el funcionamiento de nuestro negocio. Por último, tienen una gran ventaja sobre los préstamos personales a tipo fijo, que es estar libres de las altas comisiones por los periodos de amortización anticipados, librarse de las oscilaciones de los tipos de interés y evitar unos gastos de gestión que suelen ser elevados.

Desventajas de los créditos personales

Se suele decir que la principal desventaja de los créditos personales es psicológica: a algunas personas, tener el dinero a su disposición le hace olvidar que lo que gaste tendrá que devolverlo con intereses. Más allá de este detalle, que hemos de tener siempre en cuenta, los préstamos personales tienen una ventaja sobre el crédito, que es permitir un amortizamiento mayor y, cuando pedimos un préstamo a un tipo de interés fijo, conocer desde el principio de la operación lo que deberemos de pagar durante todo el periodo del préstamo.

Conclusión

En conjunto, los créditos personales son una forma cómoda, rápida y muy flexible de obtener líquido y hacer frente a pagos imprevistos, tener dinero para saber aprovechar las oportunidades económicas que se presenten, etcétera. Tener una línea de crédito tiene pocas desventajas. Eso sí, en las situaciones en las que tengamos que hacer frente a un gran desembolso, como la compra de una casa, será mejor recurrir al préstamo para poder amortizarlo mejor.